Google Analytics

lunes, 19 de octubre de 2015

La Internet de las Cosas y la Economía del Siglo 21

Según una publicación de Mc Kinsey Global Institute, la llamada Internet de las Cosas tendrá un impacto económico para el año 2025 equivalente a entre 2,7 y 6,2 billones de dólares, es decir, entre 10 y 23 veces el PGB de Chile. Según el mismo informe, es la tercera tecnología emergente de mayor impacto económico, detrás de la Internet móvil y la automatización de trabajo de conocimiento.

La Internet de las Cosas esencialmente es sobre sensores que están en todas partes, miden de todo, y están conectados a Internet. Gracias a ello, pueden enviar información a otros sistemas inteligentes. Dicha información se incorpora en procesos, se usa para análisis, o se usa para toma de decisiones – automáticas gracias a la inteligencia artificial, o con intervención humana. Se estima que en la próxima década el número de sensores instalados en todo el mundo podría ser de entre 50 mil millones y un billón. Es decir, por lo bajo, alrededor de 7 sensores por habitante en el mundo.

Son muchos los sectores de la Economía de Chile que están fuertemente expuestos a los cambios de paradigma de la Internet de las Cosas. El monitoreo remoto de enfermedades crónicas, por ejemplo, ayuda a reducir los costos de dichas enfermedades, mejorando a la vez la calidad de vida de esas personas. La capacidad para monitorear y controlar las redes de energía y sistemas de agua puede tener un gran impacto en la conservación de energía, las emisiones de gases de efecto invernadero y la pérdida de agua. Los sensores incorporados en los productos de todo tipo, y comunicados con Internet, permitirían la ubicación de especies robadas en cuestión de minutos. Sensores en todas las calles de la ciudad pueden tomar el pulso al tráfico y modificar las luces verdes, a la vez que guiar los buses de pasajeros, con el chófer cómodamente sentado en su casa con un joystick. El uso a gran escala de los identificadores de radio frecuencia permite tener inventarios continuos en tiempo real de cientos de miles o incluso millones de ítems distintos.

La Internet de las Cosas va a redefinir muchos puestos de trabajo, mejorando su productividad y su aporte a la creación de valor en la organización. Pero para que ello suceda se requiere comenzar a trabajar desde ya, para el manejo del cambio. De lo contrario, puede suceder que, teniendo una tecnología disruptiva habilitante, no haya mano de obra capaz de usarla, con lo cual la organización se queda en el pasado. Se debe ser consciente también que se van a destruir y crear nuevos puestos de trabajo, para lo cual se va a requerir un gran esfuerzo de capacitación y readecuación laboral. 

Un ejemplo de empresa chilena que está avanzando en IoT es CODELCO, que por ejemplo ha puesto sensores en los camiones de movimiento de mineral, aumentando la visibilidad y la exactitud de la conducción. Los conductores no están en el camión, sino en una oficina a cientos o miles de kilómetros de distancia. Con un joystick, por supuesto.

Es desde todo punto de vista recomendable generar una colaboración público-privada alrededor de este nuevo paradigma. La IoT es una tecnología de punta detrás de lo que se ha dado por denominar “realidad inteligente”, y que se traduce en “ciudades inteligentes”, “edificios inteligentes”, “producción inteligente”, “agricultura inteligente”, “salud inteligente”, etc. Todo ello configura una verdadera "Economía inteligente" (smart economy), que es una de las características de la Economía del siglo 21. En definitiva, son las cosas las que se encargan de recoger, procesar y entregar información para la toma de decisiones. Y también toman decisiones en algunos casos, pero eso ya es otra tecnología.


Alfredo Barriga

2 comentarios:

Pablo Iensen dijo...

Alfredo quizás Waze ya es un ejemplo cercano, no controla al auto pero si influye nuestras decisiones!

Alfredo Barriga dijo...

Pero Waze no es IoT, sino simplemente una app para smartphones. La IoT supone que hay sensores anidados (embedidos) en aparatos o sistemas. IoT tiene que ver con todo lo que se denomina "smart"... smart watch, smart home, smart buiding, smart city, smart agriculture... Y para el año 2025 el mundo va a ser MUY Smart.

Gracias por el comentario!

Saludos