Google Analytics

sábado, 18 de mayo de 2013

Agenda digital 2020: lo andado, lo propuesto, lo necesario


El viernes 17 de mayo, día internacional de las telecomunicaciones, se lanzó la nueva estrategia digital del Gobierno, con un horizonte en el año 2020, presentada por el Presidente en persona. Como documento es más una propuesta abierta que una política pública, conscientes de que en esta materia las cosas son muy dinámicas.

Antes de entrar en la materia de la estrategia hasta el año 2020, conviene detenerse en otro aspecto, que es lo realizado hasta ahora desde 2010. Los proyectos digitales no cortan cintas. No son primera plana de los medios de prensa ni de la televisión. Son parte de una revolución silenciosa, que ha estado ocurriendo en estos años. Ha habido proyectos disruptivos, aunque no se vea aún todo el impacto de los mismos. Han ocurrido cambios de paradigmas, aunque no en todo lo que quisiéramos ni todo lo que necesitamos. El uso de Tecnologías de la Información ha dado varios pasos adelante, aunque no con la rapidez que desearíamos quienes estamos en este sector. Hemos recuperado un liderazgo en la región, pero no es a eso a lo que debemos aspirar. La Agenda Digital para el año 2020 reconoce esta realidad y se pone como meta acercarse más a los países que lideran a nivel mundial en materia de sociedad del conocimiento.

Ha habido en mi opinión varios proyectos TIC disruptivos que se han acometido o terminado en el presente Gobierno, y que en muchos casos no han tenido el grado de difusión que merecen:
1)      Proyectos para perfeccionar el mercado de telecomunicaciones y mejorar el acceso a Internet:
a.       Ley de neutralidad en la Red (primer país del mundo en sacar una ley de este tipo)
b.      Ley de portabilidad (ya hay 1 millón de personas que la ha usado, presionando sobre precios de telefonía celular)
c.       Licitación de espectro 4G y entrada de nuevos actores en telefonía celular y de banda ancha móvil (el efecto se deberá ver en los próximos años, según se despliegue esta red)
Estos proyectos de perfeccionamiento del mercado han tenido resultados inmediatos. Chile hoy está en primer lugar del ranking NRI del World Economic Forum en dos subíndices: cobertura de telefonía móvil y en grado de competencia en telefonía e Internet. Entre diciembre de 2009 y diciembre de 2012, la penetración de banda ancha en el país por cada 100 habitantes ha aumentado desde un 21% a un 50% en banda ancha móvil (tecnología 2G más 3G) y desde un 9% a un 12% en banda ancha fija.
2)      Proyectos para el emprendimiento TIC
a.   Proyecto Start Up Chile, que trajo a emprendedores de Silicon Valley a Chile, generando un “estado de ánimo” que no existía de parte de capitales de riesgo. Se han generado nuevos fondos de capital de riesgo orientado a TIC millonarios en dólares, algo que hasta ahora no existía
b.   Proyecto Global Connection, que lleva a emprendedores TIC a Silicon Valley o les da acceso a redes de inversionistas ángel que existen en lugares como Silicon Valley. Hace 4 años atrás era impensable que alguien de Silicon Valley atendiera a un emprendedor chileno. Hoy ya son varios los que están incubando su emprendimiento en la meca del emprendimiento TIC
3)      Proyectos de gobierno electrónico
a.   Chile atiende: rompe paradigma de atención al público, al tener por primera vez locales físicos del Estado que atienden procesos de más de un Ministerio, junto con atención virtual tanto vía Internet como vía Call Center
b.  Chile sin papeles: tiene por objetivo conseguir que todo lo que se pueda hacer por Internet se haga por Internet
c.  Gobierno abierto: tiene por objetivo profundizar en el desarrollo de aplicaciones a partir de datos del Estado que son publicados en plataformas abiertas
d.  Clave única de acceso a procesos con el Estado: aunque aún está en marcha blanca, esta innovación permitirá que se cumpla la Ley de Bases Administrativas – que hasta ahora estaba solo en el papel – por el cual un ciudadano no necesita solicitar del Estado información que ya está en el Estado. Con ello, se reducirán los trámites en un sinnúmero de procesos
4)      Proyectos de uso de TIC en creación de valor y conocimiento
a.   Salud digital: hay una estrategia digital de salud en marcha (www.salud-e.cl) que entre otros proyectos tiene la digitalización de todos los hospitales públicos, lo cual está avanzando en 11 procesos. La Licencia Médica Electrónica se está masificando a contar de este año (por fin), después de 1 año de marcha blanca.
b.   TIC en el aula: el proyecto más disruptivo (y con cero publicidad) ha sido el de incorporar la metodología de Khan Academy en 1.000 colegios públicos, en varias asignaturas. Es un cambio de paradigma, que debería llevar hacia el “flipping the classroom” (intercambiando la sala de clase), por la cual las lecciones son vía Internet y el aula es para avanzar en lo aprendido.
c.   Empresa en un día: con este proyecto, recientemente lanzado, Chile aparecerá en primer lugar en otros dos subíndices del NRI: número de días para crear una empresa y número de procedimientos para crear una empresa. De paso, mejorará el ranking mundial de “doing business”
Decir que en estos 3 años no ha habido agenda digital es injusto. Que no es la agenda digital de la que se habló en campaña, tampoco es correcto. Que no se ha cumplido todo lo que se habló en campaña, es cierto. La evidencia empírica muestra que eso es lo que ha ocurrido en Chile con todas las agendas digitales. Quienes estamos metidos en este sector empujamos por reformas y proyectos más allá de lo que luego suceden en la realidad, y debemos mantenernos así. De esta forma, hemos ido avanzando más que si hubiéramos puesto la vara más baja.

La nueva agenda digital para el año 2020 requiere un gran trabajo de concreción. El documento, pese a tener 5 ejes estratégicos, 14 líneas de acción y 30 iniciativas, no especifica quienes se hacen cargo de las iniciativas, cómo éstas se concretan y en qué plazo deben estar cumplidas. Varias de las iniciativas requieren varios proyectos, los cuales tampoco están enunciados – ni eran de esperar, ya que se trata de una Estrategia. Y algunas de las metas son poco ambiciosas – se van a conseguir por la sola dinamicidad del mercado.

Nada de lo anterior es para mí preocupante, habida cuenta que el documento es más que nada una hoja de ruta abierta. Lo que sí es preocupante, y mucho, es que la Agenda Digital sigue sin ser “tema país”. Salvo uno, ninguno de los precandidatos presidenciales considera para nada en sus programas la sociedad del conocimiento con el desafío que plantea para Chile – cuya economía sigue amarrada a bienes tangibles y depende en gran medida de solo un producto.  La Agenda Digital 2020 se hizo con el concurso de representantes de las “fuerzas vivas” del país… pero solo las que les importa el tema. De nada servirá si el próximo Gobierno, sea del signo que sea, no le da la importancia que tiene. Hemos ganado batallas con lo hecho hasta ahora, pero ni de lejos la verdadera guerra

Lamento decirlo de nuevo, pero en Chile la Agenda Digital no es tema, y eso no tiene nada que ver con el Gobierno de turno. Solo la sociedad civil – que ha demostrado un enorme dinamismo en abrazar el uso de TIC – y la industria misma – que debería poner todas sus fuerzas en ampliar y mejorar la oferta de TIC al mercado – podrán ponerlo en la agenda. Lo demás, son buenos deseos. No hay agua en la piscina para aspirar a ser un Singapur, un país nórdico o una Corea del Sur. La mentalidad del país está aún en otra zona, la del desarrollo de recursos naturales que son nuestra bendición, pero que podrían convertirse en nuestra maldición antes del 2020.

Alfredo Barriga

4 comentarios:

Hector Droguett dijo...

"Lo que rápido llega, rápido se va" es un concepto verificado desde Newton, por la calidad de la madera de los árboles y Peter Frampton entre otros ejemplos. Por ello no creo en los "trendings" en tecnología, más bien considero una tecnología consolidada, cuando se vuelven transparentes, tan bien integrados en nuestra vida diaria que no se notan. Por ello, creo en una estrategia digital de largo plazo, ojala entendida y mejorada por cada gobierno y no en "refundar Caracas, que ya estaba fundada". En ese sentido, por ejemplo, hay avances no tan visibles, pero sumamente efectivos en los medios que usa la gente para obtener información. Y no me refiero a los medios clásicos, sino a cualquier forma de comunicación 1 a N o bien N a N. De hecho, hay varios "temas país" que han sido puesto sobre la mesa por medios de difusión digital que se han ganado la credibilidad perdida por otros. Si miramos con un poco de perspectiva este es un avance absolutamente asimilado, sin vuelta atrás, habilitado por la tecnología digital. Creo que debemos ayudar a tomar conciencia al "respetado" de la relación causa/efecto entre ambos, ya que la tecnología per se no es lo relevante.

Alfredo Barriga dijo...

De Acuerdo.

Gracias por tu contribución Hector

Queen dijo...

Hola Alfredo interesante análisis de lo que son los lineamientos "digitales" para este decenio que ya está en marcha, eso sí echo de menos algo especifico sobre aplicaciones de tecnologías moviles, creo que gran parte de la masificación de sistemas digitales va por ese lado, y sobre todo pensando en el área de la salud en la cual trabajo, en donde la facilitación del procesos para los pacientes significaría un aporte importante en relación a la percepción de la entrega de los servicios de salud, el gran desafío es intentar desapegar "variables" politicas que creo no han aportado mucho al desarrollo digital de país y creo que lo más importante es que los ciudadanos logren percibir los logros alcanzados ya que solo así tendrán el impacto esperado en nuestra sociedad.

Saludos

Alfredo Barriga dijo...

No es parte de un eje estratégico concreto, pero si se considera el despliegue que se viene de 4G, pienso que aplicaciones como las que dices son lógicas. La infraestructura TIC de Chile definitivamente va a descansar sobre plataformas móviles

Gracias por tu aporte